domingo, 23 de diciembre de 2012

Obesidad, de niño a adulto

Unas entradas atrás mi compañera os habló de Obesidad infantil. Ahora os voy a detallar un poco más sobre el desarrollo de esta enfermedad a lo largo de las etapas de crecimiento.

La obesidad es el trastorno nutricional pediátrico más prevalente en los países desarrollados.Se estima que la padece entre el 5 y el 25 % de los niños y adolescentes con una tendencia a aumentar la prevalencia en los últimos años.En estudios posteriores la prevalencia es del 10 – 11 %.

En el lactante, la obesidad es frecuente ya que al 5º mes se duplica el peso del nacimiento, pero se triplica el de grasa corporal. Aumenta rápidamente el IMC.


La obesidad es menos frecuente en la etapa de preescolar. Observar el genu valgo: las rodillas se juntan al andar y separan las pantorrillas. Esto puede provocar alteraciones de la marcha, alteraciones articulares, escoceduras y alteraciones psicológicas por complejos.

En la etapa escolar y prepuberal aumenta la incidencia de obesidad con incremento de los depósitos de grasa, especialmente en niños.En la pubertad y adolescencia hay un aumento progresivo del IMC. El “máximo de gordura” se alcanza alrededor del “pico” de velocidad de talla (antes en niñas).

Se estima que hasta un 17 % de los adultos son obesos. Las situaciones en las que se puede iniciar la obesidad son: embarazo, menopausia y los de tercera edad.

Podemos diferencias entre hombre y mujeres: en los primeros el depósito de grasa es central (compresión del tejido cardíaco y pulmonar), mientras que en las mujeres el depósito de grasa es periférico (se centra de cintura hacia abajo).


Se establecerá un programa inicial que incluye:
-Dieta
-Actividad física regular
-Modificación de hábitos alimentarios



Los objetivos de la dieta que tendremos que seguir son:
-Disminuir el tejido adiposo
-Evitar la pérdida de masa magra
-Mantener el ritmo de crecimiento en los niños
-Asegurar el aporte de vitaminas, oligoelementos y ácidos grasos esenciales
-Adquirir hábitos alimenticios saludables

El peso bajará progresivamente, ya que son dietas prolongadas y no debe esperarse un adelgazamiento extremo en un mes. Lo más importante es no aumentar de peso nuevamente.

El tratamiento de la obesidad en el adulto será:
1.Debe ser multidisciplinar y a largo plazo
2.Dirigido a pérdidas moderadas de peso
3.Cuando se alcance el peso ideal, hay que mantenerlo
4.Mejorar los hábitos alimentarios
5.Promover la actividad física
6.Refuerzo psicológico
7.Tratamiento con fármacos si se precisa
8.En casos concretos recurrir a la cirugía bariátrica (reducción de estómago)
9.La mejor solución es la prevención

Todo ello coordinado por un equipo formado por médicos, enfermeros, dietistas y psicólogos.
Recuerda que tu salud es siempre lo más importante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada